Conversaciones de convivencia

* Artículo publicado en la revista Construcciones de la Cámara de la Construcción.


“Conversaciones de convivencia” son herramientas para coordinar acciones en forma efectiva.


Conversar en equipos es diferente de la comunicación entre dos o tres personas. La diversidad que puede enriquecer la charla, también puede generar tensión y competencia.


1. ¿Cómo interesarse genuinamente por el punto de vista opuesto?


2. ¿Cómo comprender a una persona con estilo diferente?


3. ¿Cómo valorar y aprovechar su complemento?




En una obra, cada vez es más necesaria la horizontalidad de la comunicación para generar equipos de mejora productivos.


Tip: ¿Peloteo o partido?


Cuántas veces pensamos que el otro estira la conversación innecesariamente. Que da vueltas pensando más y más opciones. Puede ser una persona que necesita la “Conversación de peloteo”.


Cuántas veces pensamos que el otro corta la charla de plano, como si estuviera apurado. Que resuelve con pocas alternativas. Puede ser una persona que se hartó del peloteo y necesita una “Conversación de partido”.


  • PELOTEAR Intercambiar ideas, pimponear, sugerir, escuchar, ver diversas perspectivas, proponer, ABRIR

  • PARTIDO Tomar decisiones, definir, seleccionar un rumbo.


Ya saben para qué sirve el peloteo en el deporte,… tiene que ver con entrar en calor, probar la pelota y hasta conocer al adversario. Se practican los golpes que resultan difíciles, se descubre el ambiente (viento, clima, etc.).


¿Para qué servirá entonces la conversación de peloteo, antes de tomar una decisión?


- Explorar las propias ideas exponiéndolas a alguien.

- Escuchar ideas diferentes.

- Pensar juntos qué pasaría sí…

- Responder a preguntas que no se nos habían planteado.

- Indagar al otro para conocer sus fundamentos.


Ernesto es un jefe de compras, y le gusta “analizar los números” para llevar propuestas a su jefe. Lleva más propuestas de ahorro que propuestas de crecimiento, porque le gusta ir por el camino de la certeza.
“Cuando hablo con mi jefe, pasa rápidamente a tomar decisiones, ya sean positivas o negativas.
A veces desecha una idea, porque “salta a conclusiones” y me dice que no va a andar. En esos casos insisto, sólo para asegurarme que escuchó la info que le traigo.
Otras veces me da el ok, para algo que era sólo una idea verde, sin madurar. En estos casos, le pido tiempo para darle una vuelta más.
Ernesto necesita un espacio de “Conversación de peloteo”, tanto para asegurarse de que sus propuestas aprobadas son adecuadas como para no insistir en ser escuchado.
Las personas que prefieren la CERTEZA, necesitan un poco más de peloteo, de exploración antes de tomar decisiones.

Reflexión para conocerte:

- ¿Cómo es para vos el peloteo y cómo es el partido?

- ¿Cuánto tiempo soles necesitar de peloteo? ¿Es un tiempo mayor o menor que el de tu socio, compañero, jefe o colaborador?

- ¿Qué estrategias usas para prolongar el peloteo? ¿Y qué estrategias para salir del peloteo e ir al partido?

- ¿Qué palabras tenes asociadas al peloteo (por ejemplo: ideas, opciones, opiniones, etc.)? ¿Y qué palabras no se usan en el peloteo  (por ejemplo: definir, decidir, cortar, etc.)?


La “Conversación de peloteo” es ABIERTA,

La “Conversación de Partido” es CERRADA.

​ Últimos posts en el blog 

​© 2019  

Sitio desarrollado por Mauricio Leandro Bertero Gestión y Comunicación. 

  • Instagram
  • Amazon
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter