Coaching Reversible

«Todo es doble, todo tiene dos polos; todo, su par de

opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los

opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los

extremos se tocan; todas las verdades son medias verdades, todas

las paradojas pueden reconciliarse.» El Kybalion.


1. Los conflictos reflejan una polaridad interna de la persona.

Todo conflicto, aunque parezca originarse en el intercambio con los demás,

refleja una desintegración interna de la persona. Hay que buscar dentro de la

persona las partes en conflicto, generando que los haga propios.

Si el consultante tiene la mirada puesta en que otros hacen o no, es

necesario REINTEGRAR el conflicto.


2. En cada conflicto buscamos las dos partes que chocan dentro de la

persona.

Todo conflicto es un choque interno, una parte que se ha dejado afuera en

algún momento, pero que, como es parte de la realidad, hace fuerza para

entrar.

Al encontrar cuáles son esos POLOS que CHOCAN no se resuelve el

problema, pero se alivia al saber por dónde empezar.



3. Cada parte tiene una intención positiva para persona.

INTENCIÓN POSITIVA: La intención positiva es un propósito útil y muy valioso

que se encuentra en cada parte. Una función muy importante a descubrir, que le

hemos “encargado” a esa parte.


4. Las intenciones positivas de las partes se encuentran en las

cualidades y no necesariamente en los comportamientos.

A veces las partes aparecen como síntomas: ya sean en forma de

comportamiento, de sentimiento, de pensamiento o de sensación física.

Iremos en busca de la CUALIDAD, más abstracta que está dentro de esa

manifestación.


5. Entre una parte y su polo opuesto hay varios grados de posibilidades

que la persona, en principio, no distingue.

Las personas no encuentran otros modos de actuar frente a la realidad

porque no distinguen más posibilidades de acción.

Esas opciones o GRADOS pueden ser evidentes para alguien que no está

polarizado en ese tema, pero no para el consultante.



6. La aceptación de las partes opuestas, con sus fortalezas y

debilidades, es imprescindible para encontrar los grados intermedios.

Para acceder a esos grados será necesario conocer y aceptar cada parte

con lo valioso que trae para la persona.

Esa ACEPTACIÓN sin condiciones permitirá luego desarrollar y mejorar ese

aspecto.


7. La aceptación y aprovechamiento de las cualidades de las partes es

un proceso y es progresivo.

La INTEGRACIÓN de la partes se realiza paso a paso, a medida que se va

descubriendo el potencial de cada parte.


8. El proceso de conocimiento y aceptación de las partes se produce

por medio del símbolo y su transformación.

La generación de nuevas metáforas abre la posibilidad de nuevas vías de

acción, hasta entonces desconocidas por el consultante.

A través del SIMBOLO podrá expresar un conocimiento interno. Generando

nuevos símbolos dará forma a nuevas opciones.

​ Últimos posts en el blog 

​© 2019  

Sitio desarrollado por Mauricio Leandro Bertero Gestión y Comunicación. 

  • Instagram
  • Amazon
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Twitter